Miradas panamericanas: Hemingway en Milán, 1918

 La experiencia que marcó la vida de un gran amigo del mundo mediterráneo e hispano.

Nadie hubiera pensado que  aquel joven norteamericano, procedente de Illinois, llegado a Italia como chófer de ambulancia militar durante los últimos, sangrientos actos de la primera guerra mundial, se  convertiría en uno de los más importantes novelistas del siglo XX.  Su primera experiencia  aquende el Océano Atlántico fue la inmersión en la brutalidad de la guerra, que le costó una herida por  astillas de una bomba de mortero austriaca, cerca del río Piave.  Sin embargo,  el joven Hemingway  pudo conocer, en esta ocasión, la solidaridad de los italianos, de los milaneses en particular, y hasta el amor con  Agnes  von Kurowski, enfermera en el hospital  militar estadounidense de Milán, donde Ernest (Erni, como ya él mismo se firmaba) había sido trasladado..

Leer Más

El viejo y la muerte

La Muerte siempre me ronda.
Pienso en ella.
La imagino como un esqueleto que hace ruido de castañuelas cuando se mueve.
La música es de Saint-Saëns.
Está vestida con una larga capa blanca, lleva capucha y una guadaña.
Un día la encontré en México y bailamos.
Ahora la espero y no es una pesadilla.

Leer Más