Etiquetas

, , , , ,

PAZ


Tema del día (18/10/2017) : PAZ


1. PAZ de Iris Menegoz

La paz no es falta de guerra porque no hay paz sin justicia, no hay paz sin libertad. Paz, palabrita mágica de tres letras capaz de salvar el mundo!

2. PAZ de Nando Pozzoni

Abuelo, allá donde “los de arriba” te robaron tus verdes años, en la meseta del Carso hoy brota la naturaleza con miles de flores y árboles, cubriendo los vestigios de la guerra y borrando la sangre entonces derramada por la mejor juventud europea. Allá, entre el canto de las aves y la sonrisa del horizonte sin barreras, he conocido la paz.

3. NO TENÍA PAZ ESA MUCHACHA de Luigi Chiesa

Cuando salía de noche para ir a la milonguera, siempre tenía los labios pintados, llevaba puesta una minifalda pero el maquillaje no le daba una paz interior. El salón era un lugar sucio, lleno de mala gente, de humo y un olor acre flotaba en el aire por la cantidad de “blanca” que aspiraban. Volvía temprano y lo primero que hacía era respirar profundamente el aire fresco de la mañana mientras el amanecer empezaba a dibujar una jornada tranquila. El vago borracho que siempre dormía en la esquina toda la noche se despertó de repente y de lejos notó el perfil de la mujer tumbada en el suelo a la que habían dado una cuchillada por la espalda. Había alcanzado la paz que le faltaba.

4. PAZ de Raffaella Bolletti

Al terminar el trabajo en el campo, se sentó en la mecedora en el porche y en la paz de su finca, en paz consigo mismo, tomando una copa de vino de su viñedo se percató de que todos sus sentidos estaban en paz: su vista disfrutaba de los colores, su oído de los sonidos de la naturaleza, su olfato del aire limpio, su gusto saboreaba los productos de su tierra y su tacto le devolvía emociones acentuadas. Todo su cuerpo estaba en paz y mirando a lo lejos la ciudad de la que había huido años atrás pensó en las miles de personas manifestando por la calles llevando banderas de colores pidiendo paz; se dio cuenta de que la paz no es de uno u otro gobierno, sino de todos los seres humanos, entonces puso él también una bandera de colores del arcoíris en el techo.

5. PAZ de Paola Villar

¡Paz!!! es lo que yo siento cuando vuelo! Con mi vestido violeta preferido, que me recuerda  el color de la magia del invierno y se mueve graciosamente por el aire que me rodea todo el cuerpo.
La única cosa que me permite regresar con los pies en la tierra, es la mano de mi hombre quien camina a mi lado, como en el cuadro de Chagall  “El paseo”.

6. PAZ de Graziella Boffini

Pero
Antes
Zozobra.

7. BIENVENIDA de Federica Melita

He vuelto a mi tierra y quiero llevarme un destello del país donde dejé el corazón: España. Mi querida Madrid, donde mi vida empezó de verdad, donde conocí el amor hecho día a día y donde viví experiencias que nunca hubiese podido tener aquí, en la glamorosa Milán. He descubierto que si eres extranjero y te sientes acogido serás más abierto a acoger; que no importa cuán duro haya sido tu día de trabajo porque una cerveza (o una coca cola sin hielo) con amigos, y hasta con tu jefe, lo arregla todo. Puede ser que a nadie le importe la ropa que llevas o el idioma que hablas si quieres conocer lo ajeno, aprender siempre algo más (por ejemplo a respetar la cola), escuchar lo que para los demás es una costumbre y para ti resulta de lo más raro. Una iraní con un novio español, un francés con una novia de Ucrania, una italiana que toma un cous cous marroquí con una amiga japonesa y una polaca y una irlandesa que salen a bailar con una romana. Esta era mi clase de español avanzado o, mejor dicho, de educación a la paz.

8. PAZ de Marie Louise Bockholtz

No quiero oír ruido de botas, ametralladoras, bombas
No quiero ver miedo en los ojos de los niños
No quiero ver llorar a las madres
No quiero oír gritos de dolor

Quiero oír el canto de los pájaros por la mañana en el patio
Quiero ver la sonrisa en la cara de los niños
Quiero oír música de alegría
Quiero la paz

9. PAZ de Jean Claude Fonder (*)

Estoy en paz. No me vais a creer, estoy en paz. La guerra la conozco. La conozco demasiado bien. Ya que nací bajo las bombas, los V1, estos aviones alemanes que eran bombas volantes, cuando se acababa la gasolina, caían.
Pero eso no es nada.
Combatí toda mi vida. Contra el sobrepeso antes que todo, dieta, dieta siempre, después de una dieta, otra dieta. Tenía que conquistar a mi mujer.
El dinero, sin dinero no se hace nada, trabajé duro para conseguirlo. Lo sé, lo que hacía me apasionaba, pero trabajaba más de 12 horas por día, a veces he pasado 72 horas sin dejar la oficina, cambié de ciudad, cambié de país. Sí señor, sí, cuando teníamos 50 años, emigramos.
Bueno por fin me jubilé, pero no es lo que me esperaba, tuve que seguir luchando contra el aburrimiento y las enfermedades. Para lograrlo aprendí otro idioma, ya conocía tres.
Pero bueno ahora, al final estoy en paz.

Nooo, no es lo que pensáis, estoy aquí, voy a ganar el concurso y si gana otro competidor, estaré igualmente contento. Ya lo dije:
Estoy en Paz.

(*).. Micro ganador