Lenin

Una mirada carbónica y un mucho de dignidad: había muerto sin que le mataran. Todo un éxito en aquellos tiempos convulsos.

Salimos a cenar. Se sorprendió de que no hiciera el frío infernal de Siberia a donde había él mismo enviado a varios contertulios.

Leer más