Etiquetas

, , , , , ,

Ganadores del 21/3/2018

RAFFAELLA BOLLETTI y JEAN CLAUDE FONDER

CARTA de Raffaella Bolletti

Me gusta de vez en cuando tomar un café en el jardín de la antigua granja, justo en la esquina de mi casa, que se ha convertido en un restaurante y bar de copas, en un lugar de encuentros y de eventos culturales. Hay silencio aquí, el tráfico queda afuera. Pienso en ti a menudo. Resido en una de tus calles desde hace 40 años. Te he visto crecer, modificar tu estructura. Las pequeñas tiendas de comestibles, la del zapatero, la barbería han cerrado; han llegado los grandes supermercados. Ni siquiera queda uno de los tres cines donde solía ir; por supuesto ahora eres un barrio muy animado también por la noche, lleno de cafés y tabernas tradicionales, pizzerías y restaurantes de todo tipo. En uno de tus más antiguos edificios se encuentran las famosas Termas de Milán. ¿Y te gusta el vecindario actual? ¡Gente con prisa! ¿de dónde viene? ¿a dónde va?¿quiénes son? Ya no se charla. La vida dentro de tus cuadras corre rápido. Pero esta granja, conservando un sabor antiguo, intenta frenar la prisa, aquí puedo reflexionar sobre el envejecimiento y la modernización de tus lugares y tener un registro de mis recuerdos.

BARRIO de Jean Claude Fonder

El barrio se llamaba città Studi, pero no estudiaba. La Olivetti me había transferido a Italia, a Milán, para realizar un proyecto nacional de automatización de oficinas. Estábamos en el 91, una novedad en aquel entonces. Un compañero me había propuesto alquilar un apartamento de su propiedad. Estaba solo, mi mujer se había quedado en Bélgica. Tenía dos habitaciones, una para dormir y una para estar, más una cocina y un baño. Era triste, no sé porque, no tenía luz, era un edificio antiguo, con muros anchos y ventanas pequeñas. Daba a una avenida con dos calzadas y un terraplén plantado con árboles en medio, donde, a la italiana, aparcaban los coches. Era fresco en verano pero oscuro casi todo el año, excepto en invierno, cuando la niebla era omnipresente. Trabajaba mucho, para mí era un dormitorio. Un día, buscando un aparcamiento encontré un sitio llamado simplemente Trattoria Toscana. Entré contento por la novedad, la comida era muy rica. Me acuerdo una tagliata buenísima, nunca la encontré tan rica en otro restaurante. Empecé a frecuentar el lugar regularmente, no tardé en conocer al dueño, a la cocinera y rápidamente a toda la familia. Ellos comían cada tarde en una mesa reservada. La cocinera era la abuela, el hijo era el dueño, había dos niños, la mamá y un tío che también servía. La cocina era de Lucca, lo supe después, como supe que iban cada mes a Toscana para traer productos de su región. La comida era excepcional, todos las recetas eran regionales, y al final la abuela  me preparaba platitos solo para mí. Me sentía de casa.
Unos años después, llegó mi mujer, y, claro comíamos juntos en el piso. En el año 93 nos trasladamos a corso Vercelli, en la otra parte de la ciudad. Un día propuse a mi mujer que fuéramos a conocer ese lugar, que para mí fue una salvación.
Estaba cerrado, ya no existía, la abuela era muy mayor, creo.

Clasificación 2018

Tapañol Conversación
Raffaella Bolletti XX X
Iris Menegoz XX XX
Luis Chiesa XX X
Silvia Zanetto X
Jean Claude Fonder X

Los amigos de Cervantes, el club de los amigos del Instituto Cervantes de Milán, organiza el miércoles, cada quince días, un aperitivo llamado Tapañol,  en el BAR ITALIANO DE PECK, via Cesare Cantù, 3, Milán, desde las 18h hasta las 21:30h.

NOVEDAD: Para alimentar nuestra conversación se publicara aquí un video YouTube que podremos comentar juntos.

https://youtu.be/L5nL9SqeWGM

Contemporáneamente se organiza un concurso de “Microrrelato, copa en mano”  así llamado porque no nos tomamos en serio. Nos divertimos, pero creamos que la literatura, el arte, es el modo mejor para enfrentar los problemas de sociedad, a pesar de sus dificultades.

Los publicamos en esta sección de Los Amigos de Cervantes:

LOS MICRORRELATOS DEL TAPAÑOL.

TEMA del 18/4/2018: PASCUA

Os recordamos el reglamento 2018:
Pedimos un texto  breve, con un máximo de 200 palabras. Envíalo antes del día (14:00 h) del Tapañol a la dirección de correo siguiente: losamigosdecervantes@gmail.comEste año habrá dos lecturas y dos premios. 

Premio Tapañol: Sobre las 19:00 horas, distribuiremos y leeremos los microrrelatos impresos de forma anónima; los presentes elegirán el número ganador.

Premio Biblioteca: Una segunda lectura tendrá lugar en el grupo de conversación del viernes a las 11:00 horas en la biblioteca Jorge Guillén del Instituto Cervantes de Milán. El viernes siguiente el Tapañol, distribuiremos y leeremos los microrrelatos impresos de forma anónima; los presentes que no han participado en el Tapañol elegirán el numero ganador.

Ambos ganadores serán publicado en esta página.

¡HASTA LUEGO!