Etiquetas

, , ,

Una preciosa joya de época española en el Parque de las “Groane”

El Parco delle Groane puede definirse como un verdadero milagro debido a la voluntad de gran parte de la población de la zona norte de la provincia milanesa, comarca muy industrializada que hace de puente entre la llanura y las primeras colinas morrénicas de la Cordillera Prealpina, donde barriadas industriales y urbanizaciones han crecido durante decenios desmesuradamente.

En ella se encuentran bosques y praderas que han logrado sobrevivir al acoso de asfálto, cemento y hormigón y tambien recuerdos de su pasado rural, con fincas y campiñas.

El desafío ambientalista de los vecinos ha logrado rehabilitar un ancho territorio, protegido a partir de 1976, con singulares valores geomorfológicos, florísticos y faunísticos.   En este precioso corredor ecológico sobreviven zonas arbustivas de calluna vulgaris, pinares y bosques caducifolios y se conservan también edificios de interés histórico, entre los cuales destaca , en el municipio de Bollate, la impresionante mole de Villa Arconati, más conocida como el “Castellazzo”, que se construyó en las últimas décadas de la dominación española en el Milanesado (siglos XVII-XVIII).

Se trata en realidad de un estupendo conjunto arquitectónico barroco, con casonas, capilla, caballerizas y un palacio principal que conserva fachadas con pórticos, galería, salones, bellísimos patios, adornado de vastos y preciosos jardines con alamedas, estatuas , estanques y pabellones. El conjunto, iniciado por mando del noble Galeazzo Arconati, primo del cardenal Federico Borromeo, fue frecuentado por dignitarios italianos y españoles y rehabilitado durante el siglo XVIII por el arquitecto Giovanni Ruggeri; de la misma época son las pinturas al fresco de los hermanos Galliari. En su interior guarda la estatua del emperador Tiberio, excepcional pieza de escultura clásica romana quel llama la atención por su expresión de potencia. Entre los visitantes históricos destacan las presencias de Carlo Goldoni y Ernest Hemingway.

El conjunto de Villa Arconati es teatro de numerosas iniciativas culturales , sobre todo durante el verano, con el importante Festival de la Villa.

Toda la comarca fue uno de los reductos favoritos de la aristocracia y burguesía lombardas y conserva un buen patrimonio de cascos históricos, villas, casonas y palacios señoriales, cuya mayoría se remonta a los siglos XVII-XVIII (Villas Valera de Arese,V. Borromeo de Senago, V. Pusterla Crivelli de Limbiate, Palacio Arese de Cesano Maderno, entre otros). Desde las sendas y praderas de las Groane, sobre todo en días claros, se tienen buenas panorámicas de la cercana Cordillera Prealpina hasta las más altas cumbres de los Alpes (Monviso, Monte Rosa, Adamello, etc.).

En el territorio se conservan unas hornazas de ladrillos abandonadas, que antaño disfrutaban de numerosas canteras de arcilla, transformadas por los acuíferos en una interesante serie de charcos y remansos, donde se pueden observar no sólo las numerosas aves que allí anidan o cazan (garzas, avetorillos, polluelas, pico verde, halcón abejero), sino también la abundante vegetación ribereña, entre la cual sobreviven raras plantas endémicas como la Salix Rosmarinifolia.

El Parque cuenta con un Centro de Acogida e Interpretación donde se organizan conferencias, visitas escolares y proyecciones de audiovisuales dedicados a flora y fauna autóctonas .

La Dirección del Parque promueve el senderismo, cicloturismo y otras actividades en la naturaleza.


Nando Pozzoni