Etiquetas

.

The Joy of Living

mercantipzza

Después de bastante tiempo sin pasarme por aquí, va siendo hora de actualizar. No he tenido tiempo para nada. Las visitas por parte de cierta canaria de muy bien ver y de mis padres han absorbido todo mi tiempo. A esto hay que sumar un examencillo irrisorio –al fin y al cabo estoy de Erasmus– que tuve el martes y el proyecto fin de carrera que he empezado hace un par de semanas. Así que escribir ha quedado en un segundo y oscuro plano.

En cualquier caso, tenía ganas de recibir visita. Ganas, que nunca faltan, de ver a mi gente. Y los obsequios que han traído, para qué nos vamos a engañar, también molan. Una camisetilla, unos altavoces muy trendy y morcilla de Burgos –¿acaso hay otra?– como para parar un tren. Ya era hora de poder hacer unas lentejas como mandan los cánones.

Estos dos fines de semana…

Ver la entrada original 352 palabras más