Etiquetas

, , , , , , , , , , ,

#MILÁNESANDO

Entre los legados que Milán recibe de EXPO, hay varias iniciativas culturales empezadas durante el tiempo de la Exposición universal, que continuarán hasta diciembre de este año, algunas incluso en 2016.

Una visita muy aconsejable es la de la muestra fotográfica “Wildlife photographer of the year”, organizada por la Fundación “Luciana Mataron” y la Asociación “Radicediunopercento en la avenida Foro Buonaparte, n.67, en el centro de la ciudad. La exposición reúne en sus anchas salas 100 fotos de gran tamaño, ligadas al tema del medio ambiente en todo el planeta, a veces muy tristes como la de un cachorro de fennec, zorro del desierto magrebino, atado entre las piernas de un contrabandista intencionado a venderlo a turistas poco sensibles, aunque la especie sea protegida. Asimismo se pueden ver las imágenes de unas hienas etiópicas y un puma en la colina de Hollywood, que la desaparición de sus presas condena a alimentarse en los basureros; sorprende la postura afligida de un gorila montañés africano observando , desde el alto de un monte, el acercamiento de unas plantaciones destinadas a quitarle gran parte de su habitat. Chocante la del cementerio de tiburones en Hong Kong, con los restos de la matanza de miles de ejemplares, actuada para abastecer con sus aletas los restaurantes más exclusivos de la comarca.

Todas las fotografías expuestas han sido galardonadas en las 21 categorías del Concurso mundial “Wildlife Photographer of the year”, organizado en Londres por el Natural history Museum y el Bbc Wildlife Magazine .

Magníficos los micro y macroescenarios en que se desarrolla el eterno conflicto entre brutalidad y dulzura, donde la naturaleza y la vida siguen y resisten, pese a las devastaciones que amenazan el mundo botánico y animal y la misma existencia de numerosas comunidades humanas. Además de las fotos, las salas de acceso a la exposición están decoradas con unas esculturas de la misma Luciana Matalon, afamada artista que falleció en octubre de este año.

La imagen ganadora, del estadounidense Michael Nichols, destaca de manera especial por su impresionante juego de luces y muestra unas leonas triunfantes que han logrado defender sus cachorros de los acosos de unos machos, en balde intencionados a acoplarse con ellas.

Entrañables y llenas de vida son las imágenes de la sección ”junior” dedicada a jóvenes autores menores de 18 años, cuyo amor para la naturaleza se fija en particulares extraordinarios de flores, insectos y aves. El primer premio de esta categoría, lo ha merecido un joven español, Carlos Pérez Naval, con su fotografía “Stinger in the sun”.

Con la ocasión de la muestra, la Asociación Cultural Radicediunopercento organiza interesantes Workshops y cursos didácticos de fotografía.

Volviendo a Milán y sus entornos, que también guardan algo de naturaleza , hay que subrayar la presencia de aves y pájaros típicos de zonas costeras y mediterráneas como la gaviota reidora, frecuente a lo largo de los Navigli y la curruca cabecinegra, observada en los matorrales y zarzales del alto Parque del Ticino.

¿ Será un efecto del calentamiento global?.


Nando Pozzoni, hispanista apasionado de la historia y la literatura, escribe cuentos y da clases de lengua española: el Instituto Cervantes de Milán publicó su libro Tras las huellas de la Milán española y sigue colaborando con ellos en diversas investigaciones histórico-literarias.