Etiquetas

, , , , , , , ,

250px-Celestina2La Celestina es una obra cumbre del siglo XV y una de las más sobresalientes de la literatura española. Fue escrita por Fernando de Rojas en los últimos años del siglo XV, en el periodo de transición entre la Edad Media y el Renacimiento.

Su primera edición conocida es de 1499, publicada en Burgos. Constituye una de las bases sobre las que se cimentó el nacimiento de la novela y el teatro realista modernos y ejerció una influencia poderosa, aunque soterrada, sobre la literatura española.

La loca pasión  por Melibea, hija de un rico mercader, lleva al joven Calisto a romper todas las barreras y a aliarse  con una vieja alcahueta. Desde el momento en que entra en escena, Celestina se apropia de toda la obra hasta convertirse en un personaje literario de fama universal. Reflejo de una sociedad conflictiva, La Celestina de Fernando de Rojas resume y liquida la tradición medieval y abre las puertas a nuevos aires y tiempos nuevos. Termina el teocentrismo, que imperó durante toda la Edad Media,  y aparece el antropocentrismo. El hombre se ha convertido en el centro del Universo. Sobre todo, aparece la alegría de vivir, los autores dejan de escribir sobre el amor divino y comienzan a fijarse en el amor humano.

Desde ayer hasta el 8 de marzo en la Galleria Bellinzona  en Milán los amantes del arte pueden ver los grabados de Pablo Picasso dedicados al personaje de Celestina. La exposición contiene 66 grabados realizados por el pintor entre abril y agosto de 1968.

fotopicassocelestina

Celestina llega también al Piccolo Teatro Strehler de Milán. Desde el 30 de enero hasta el 1 de marzo los milaneses tienen la oportunidad de ver esta magnifica función, dirigida por Luca Ronconi.

fotopicoloteatro

La entrevista con la actriz Maria Paiato-Celestina. http://piccoloteatro.tv/it/00007/4526/page.html

celestina2untitled-¿Quién soy yo, Sempronio? ¿Quitásteme de la putería? Calla la lengua, no amengües mis canas. Que soy vieja tal cual Dios me hizo, no peor que todas. Vivo de mi oficio, como cada cual oficial del suyo, muy limpiamente. A quien no me quiere no lo busco. De mi casa me vienen a sacar, en mi casa me ruegan. Si bien o mal vivo, Dios es testigo de mi corazón (CELESTINA).

¡Qué disfrutéis de la función y de la exposición!

Ilona Cieniuch